Aguacate

Avocado

avocado

Los aguacates proporcionan cerca de 20 nutrientes esenciales, incluyendo la fibra, potasio, vitamina E, vitaminas del grupo B como el ácido fólico. Los aguacates son ricos en grasas saludables, tales como el ácido oleico, ácido palmítico y ácido linoleico, y los estudios han demostrado que el consumo de aguacates regula el colesterol en la sangre (aumento de HDL colesterol “bueno”, mientras que la disminución de LDL colesterol “malo”)

Fresas

Strawberry Fresa

Strawberries
Fresas

Las fresas tienen un montón de vitamina C, manganeso y ácidos grasos insaturados esenciales. Las fresas también contienen fitoquímicos antiinflamatorios (como los polifenoles, flavonoides y ácidos fenólicos) que ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades del corazón.

Papaya

Papaya

Papaya La papaya esta cargado con vitamina C, además de vitamina A, potasio, magnesio y muchos otros nutrientes. Las papayas son alcalinizantes y muy fácil de digerir.

Kiwi

Kiwi fruit
Kiwi
Kiwi

Kiwi es alta en vitamina C, además de las vitaminas E y K, potasio y magnesio, y los carotenoides beta-caroteno,
luteína y zeaxantina. Los kiwis se han demostrado tan eficazmente como la aspirina para prevenir la coagulación
de la sangre, sin efectos secundarios. La piel es comestible y rica en nutrientes.

Manzanas

Apple

Apples

Las manzanas ayudan a regular el azúcar en la sangre. Las manzanas están cargados de fitonutrientes incluyendo polifenoles, que ayudan a prevenir los picos de azúcar en la sangre de varias maneras.

La investigación cientifica recientamente ha descubierto que los polifenoles en las manzanas pueden estimular las células beta del páncreas para secretar insulina, ayudando a los diabéticos y prediabéticos.

Los polifenoles también disminuyen la absorción de glucosa desde el tracto digestivo, y estimulan los receptores de insulina, aumentando la captación de glucosa de la sangre.

Además, los flavonoides como la quercetina que las manzanas contienen inhiben enzimas (incluyendo alfa-amilasa y alfa-glucosidasa) que ayudan a descomponer los carbohidratos complejos en azúcares simples. Cuando se inhiben estas enzimas, su sangre tendrá menos azúcares simples.