OGM vinculados al cáncer, las migrañas, la esterilidad, la diabetes, el autismo y los trastornos digestivos

http://youtu.be/HUQWG4-vq90

 

OGM significa Organismo Genéticamente Modificado. En esencia, unos científicos-locos extraen partes de un gen de una especie y la meten a la fuerza al gen de otra especie. El efecto a corto plazo es un nuevo gen “patentable” con un historial de seguridad repugnante. Pero la seguridad no tiene nada que ver con los OGM, cuyo único objetivo es producir ganancias para el titular de la patente. OGM no ofrecen una ventaja para el consumidor. Ellos no saben mejor, ni ofrecen algún valor nutricional adicional. El fabricante promete un beneficio para los agricultores, pero tampoco logra cumplir tal promesa.

¿Cuál es la promesa de los agricultores?

Los agricultores creen erróneamente que recibirán mayores rendimientos con los cultivos transgénicos. En realidad, los rendimientos son más altos con los cultivos orgánicos-sostenibles, que son más resistentes a la sequía. Por lo tanto, el único “beneficio” para el agricultor es una semilla más caro que es “roundup-ready” (listo para el veneno Roundup), lo que significa que puede rociar grandes cantidades de glifosato (un arma química de guerra) en sus cultivos de alimentos. Todo alrededor morirá, con la excepción de las plantas zombis que se parecen a los alimentos.

¿Qué sucede con los animales alimentados con transgénicos?

Los animales a menudo instintivamente evitan el OGM. Los investigadores frecuentemente se sorprenden al observar la forma que los animales niegan a comer los alimentos OGM que, a simple vista humana, parecen idénticos a la versión orgánica. Cuando se ven obligados a comer los OGM, los pobres animales a menudo desarrollan tumores grotescos, tienen bebés nacidos muertos, o se vuelven estéril. Tristemente, el efecto se transmite a las futuras generaciones. Cuando un animal es alimentado de OGM, típicamente sus hijos serán más pequeños, pueden morir repentinamente durante la primera semana, y los que sobreviven son estériles. En vez del ciclo perpetuo de la reproducción según el plan-maestro de Dios, los animales alimentados con OGM suelen extinguirse en sólo tres generaciones.

¿Qué hay de ensayos con humanos?

No ha habido ninguno! Sí, es cierto. Algunos legisladores pensaron que sería una buena idea para saltar las pruebas en humanos y permitir al Malisimo Monsanto de liberar sus OGM’s tóxicos directamente al mercado para que usted (sí, usted) se convierta en conejillo de indias!

DIOS MIO! ¿Es en serio?

Por desgracia, sí. Los seres humanas sujetos involuntariamente a la “prueba” ya están mostrando una plétora de síntomas horribles, más comúnmente dolores de cabeza, incluyendo las migrañas, la inflamación (por todas partes) y cada tipo de trastorno digestivo, además de alergias a los alimentos y mucho mas. La mayoría de los trastornos crónicos como la diabetes y el autismo han aumentado de manera constante desde el lanzamiento de los transgénicos hace apenas unos años. El alcance total de los daños aún se desconoce, ya que las enfermedades como el cáncer a menudo tardan años en desarrollarse. En unos 5-10 años más, si los transgénicos todavía abundan, puede haber una gran cantidad de pruebas de que los transgénicos están directamente relacionados con el cáncer.

Pero usted tendrá que esperar unos 70 años más para ver si sus nietos son capaces de continuar la tradición familiar de la procreación. Una de las razones principales que los científicos usan animales para el estudio científico es precisamente esto: la mayoría de los animales tienen una vida mucho más corta de la nuestra. Por tanto, podemos ver los efectos “a largo plazo” de una sustancia mucho más rápido que si esperamos a tres generaciones humanas. Ciertamente, hay algunos casos en los que una sustancia es perjudicial para el animal pero inofensivos para los humanos y viceversa. Es por eso que (normalmente) se requiere de tres fases de estudio antes de soltar una sustancia en el mercado:

Fase uno: tubos de ensayo! Si la sustancia parece perjudicial en esta fase, es preferible no dársela ni a los animales!

Fase dos: los animales! Si la sustancia parece ser beneficiosa en la primera fase, se proceda a probarla en animales enfermos, con la esperanza de que se curen! Pero si le damos a un animal sano y el animal muere o resulta gravemente enfermo, entonces definitivamente no deberíamos dar esto a los seres humanos.

Fase tres: los seres humanos! Si se ha demostrado que una sustancia cura a los animales enfermos, puede haber algunas personas dispuestas a probar su suerte. Esto se hace con el pleno consentimiento del paciente, que está obligado a leer una larga lista de posibles efectos secundarios, y luego firmar una renuncia de la responsabilidad… en caso de que el experimento no tenga éxito.

Es deplorable que el gobierno ha permitido que la gente buena, honesta, sin consentimiento, forman parte de este experimento absurdo. Yo no firmé ningún formulario. ¿Y usted? Tampoco. Mas sin embargo, estos OGM son ahora tan omnipresente que son difíciles de evitar. Casi todo el supermercado se llena con ellos. Probablemente existen en su nevera y en su intestino. Lamentablemente, usted probablemente ha alimentado a sus hijos con estos mismos venenos, considerando que eran seguros, por lo menos tan seguro como los demás alimentos procesados.

Entonces, ¿qué puedo hacer?

Darse de bajo del experimento de forma inmediata! Si usted vive en un país donde el gobierno tiene un mínimo de respeto por la vida humana, el OGM o será totalmente prohibido o por lo menos adecuadamente etiquetados. Si usted vive en los EE.UU. o Canadá , cuyos gobiernos pretenden proteger la vida, pero hasta ahora no han cumplido con esa promesa, tendrá que asumir que los transgénicos son en casi todos los paquetes de alimentos procesados​​. En particular, usted debe permanecer lejos de todos los productos no-orgánicos que contienen maíz, soya y canola.

Estoy seguro de que usted ama a su familia tanto como amo la mía. Si es así, entonces informa a cada uno de los miembros de su familia (y desde allí puede seguir informando la demás gente) sobre los peligros inminentes de OMG. Es posible que desee enviar este artículo, o comprar una copia del documental anterior. También puede ayudar a su familia a limpiar sus refrigeradores y botar a los OGM venenosos. Si le parece “una pérdida de dinero” tirar la comida, recuerde bien estos dos puntos:

Primero, la enfermedad siempre cuesta más que el bienestar!

Y segundo, los transgénicos no son comida!!!!!