Verdades y Mentiras sobre la Proteina  

El mito de la proteína

Uno de los mayores mitos modernos es que, dado que los músculos están hechos de proteínas, el consumo de proteínas debe ser bueno para usted. Otra forma de decir esto es que si usted quiere tener músculos fuertes, entonces usted debe comer músculos. Algunas culturas también creen que el consumo de los pies de los animales es bueno para nuestros pies, comer el corazón es bueno para nuestro corazón, comer cerebro es bueno para nuestro cerebro, y así sucesivamente.

La mentira de la proteína

Comer animales muertos y beber las secreciones de animales vivos es una buena manera de alimentar a su cuerpo con la materia prima que necesita. Los que dicen esta mentira no son mentirosos, sino personas bien intencionadas que han aprendido una falsedad, y están tan convencidos de ella que repiten la mentira.

La verdad sobre la proteína

El cuerpo humano produce su propia proteína a partir de los 20 aminoácidos que se encuentran en la fruta. Y, su sistema inmunológico está diseñado para proteger su propia proteína mientras ataca a todas las otras proteínas, incluyendo aquellas que vienen en paquetes bonitos con etiquetas engañosas. El consumo de proteínas animales se traducirá en pérdida de energía, un sistema inmunológico debilitado, problemas frecuentes en el tracto digestivo, y un aumento de la incidencia de enfermedades del corazón, cáncer y otras enfermedades degenerativas crónicas. Eligir siempre frutas y hierbas en vez de productos animales se traducirá en un aumento de la energía, un sistema inmunológico fuerte, un sistema digestivo saludable, y la reducción de la incidencia de cáncer y enfermedades del corazón.

Los detalles sobre la proteina.

Aminoácidos, péptidos y proteínas.

Los aminoácidos son la materia prima de los péptidos y las proteínas. Los péptidos están compuestos por dos o más aminoácidos. Diez o más aminoácidos unidas entre sí se llaman polipéptidos. Los péptidos compuestos por más de cincuenta aminoácidos se denominan proteínas.

Hay veinte aminoácidos diferentes, en orden alfabético: ácido aspártico, ácido glutámico, alanina, arginina, asparagina, cisteína, fenilalanina, glicina, glutamina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, prolina, serina, therionine, tirosina, triptófano y valina. (Los nueve aminoácidos que aparecen en letras negritas son conocidos como “aminoácidos esenciales” porque nuestro cuerpo es aparentemente incapaz de sintetizar estos internamente, por lo tanto, es esencial obtenerlos de las frutas y las hierbas.)

Cuando varios aminoácidos se unen entre sí con enlaces peptídicos, la cadena se llama “polipéptido”. Varias de estas piezas “semi-acabadas” son ensambladas en un producto terminado que tiene una forma única en 3D y una función específica. Estos productos terminados se llaman proteínas.

 

Proteinas completas y proteinas incompletas.

Usted puede haber oído que “los productos de origen animal contienen proteínas completas” y “productos vegetales contienen proteínas incompletas”. Estas declaraciones son engañosas. Aquí, la palabra “completa” se refiere únicamente a si la sustancia contiene los nueve aminoácidos esenciales o no. Los productos de origen animal contienen los nueve aminoácidos esenciales, pero pronto verá por qué esto no es una buena cosa para nosotros. Algunos productos vegetales, como la linaza y el cáñamo,  también contienen los nueve aminoácidos esenciales. La mayoría de frutas y verduras, sin embargo, contienen algunos, pero no todos los nueve aminos esenciales. Pero esto no es ningún inconveniente, ya que las dietas basadas en plantas no están diseñadas para  proporcionar todos los nutrientes que usted necesitará de una sola fruta o verdura. La idea es comerlas combinadas. El Dr. John McDougall sucintamente explica esto en su breve artículo, Alimentos Vegetales Tienen Una Composición de Aminoácidos Completa, publicado en la American Heart Association Journals. En un futuro articulo en este sitio, hablare sobre varios alimentos que proveen nutrientes esenciales, incluyendo aminoácidos.

El cuerpo humano está diseñado para convertir los aminoácidos de la fruta en miles de diferentes proteínas especializadas.

Su cuerpo es un organismo sofisticado compuesto por 78 órganos. Cada órgano está hecho de un grupo de tejidos que trabajan juntos. Un tejido es un grupo de células similares. Es en el interior del núcleo de cada célula que las proteínas se forman a partir de un grupo de aminoácidos.

Las células humanas producen alrededor de cincuenta mil diferentes tipos de proteínas. Algunos ejemplos son la hemoglobina, el colágeno, las enzimas y las hormonas. Nuestro sistema inmunológico es capaz de reconocer las propias células del cuerpo debido a un tipo específico de proteína llamada ALH (Antígeno Leucocitario Humano).

El cuerpo humano está diseñado para atacar a las proteínas “ajenas”, incluyendo los virus y las proteínas de origen animal.

Cuando nuestro sistema inmunológico encuentra una proteína que no contiene nuestro propio identificador único, esta “proteína ajena” se considera una amenaza. Los glóbulos blancos llamados leucocitos son enviados a atacar al invasor. Cuando el cuerpo envía muchos leucocitos a un punto específico de una infección, el término leucocitosis se utiliza para describir la respuesta inmunológica inflamatoria, y en la mayoria de los casos, el sistema inmunológico nos proteja de la amenaza.

Idealmente, el sistema inmunológico debe estar disponible para atacar solamente a las amenazas más serias, tales como el cáncer, y los virus. Pero para aquellos humanos con el hábito de consumir productos de origen animal, el sistema inmunológico se ve obligado a enviar leucocitos a todo el largo del tracto digestivo, día y noche, sin descanso. Esto se llama leucocitosis digestivo. Si esta persona entra en contacto con el virus del resfríado o de la gripe, el cuerpo no será capaz de responder de forma inmediata al virus, ya que es perpetuamente atrasado con posibles amenazas en el tracto digestivo.

 

Los que comen productos animales tardarán más en recuperarse de los virus de resfriado y la gripe.

Según el Dr. Joseph Mercola, la mayoria de los resfriados duran entre ocho y nueve días, pero alrededor del 25 por ciento duran dos semanas, y de cinco a diez por ciento duran tres semanas. Pero el Dr. Mercola recomienda que sus pacientes coman productos de origen animal como huevos crudos, la leche cruda y las vacas alimentadas con hierba. Yo no consumo ninguna de estas cosas, y en los últimos quince años, he estado infectado con los virus del resfriado y la gripe varias veces. Cada vez, mi sistema inmunológico eliminó el virus en cuestión de minutos. Esto puede parecer sorprendente, pero es cierto. Una caja de pañuelos me puede durar unos cuantos años, ya que que por lo general sólo he necesitado un tejido por cada infección. (Por supuesto, hay otros usos para esos tejidos, pero cuando comía productos de origen animal, me parecia normal gastar toda una caja de pañuelos con cada infección de resfriado o de gripe.)

Comer carne y productos animales causa cáncer.

Hay una gran y creciente cuerpo de investigaciónes cientificas que demuestran claramente la relación entre el consumo de productos de origen animal y el aumento de cáncer. Recientamente, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, de la Organización Mundial de la Salud) publicó el resultado de su extensa meta-análisis. La IARC encontró que “la carne procesada es definitivamente un carcinógeno”, mientras que la carne roja es “probablemente cancerígeno”. Su estudio no miró los efectos cancerígenos de comer carne de ave, pescado o productos lácteos.

En el mayor estudio sobre la nutrición, El Estudio de China (The China Study), el Dr. T. Colin Campbell muestra cómo el crecimiento del tumor se enciende y se apaga simplemente cambiando la ingesta de proteínas de un animal. En su experimento, los animales fueron expuestos a aflatoxin, un potente carcinógeno, hasta que un tumor comenzó a crecer agresivamente. Mientras que los animales continuaron comiendo su dieta “normal” de 20% de proteína, los tumores continuaron creciendo rápidamente. Pero cuando estos animales fueron cambiados a una dieta de sólo el 5% de proteína, los tumores dejaron de crecer.

Según el Dr. Campbell, quien se crió en una finca lechera creyendo que la leche de vaca era el alimento más perfecto de la naturaleza, la caseina que es el 87% de la proteina en la leche, promueva cada etapa del crecimiento de cáncer. Campbell y su equipo gigante de científicos en los Estados Unidos y China, nos mostraron una correlación innegable entre las dietas que incluyan proteína animal y el desarrollo de varias clases de cáncer, notablemente el cáncer de mama, el cáncer de la próstata, el cáncer del colon y el cáncer del hígado.

 

El consumo de carne se asocia con una mayor incidencia de enfermedades del corazón.

He escrito un artículo separado sobre este tema. Si no lo ha leido aun, puede seguir este enlace para leerlo ahora.

Los vegetarianos tienen más energía ya que la digestión de frutas es rápido y fácil.

La fruta contiene aminoácidos que están listos para ser utilizados inmediatamente por el cuerpo en la formación de cualquiera de los miles de formas de proteínas que crea el cuerpo. La fruta también contiene abundante agua pura, vitaminas, minerales y enzimas digestivas. Esta combinación es óptima para la salud humana, y resulta en una digestión rápida y eficiente con un gasto mínimo de energía.

 

Intentar digerir productos animales causará una pérdida de energía.

Productos de origen animal no contienen las materias primas que necesitamos. En su lugar, contienen una variedad de proteínas las cuales eran útiles para el animal que está siendo consumido, pero no sirven de nada a un ser humano. La proteína en los huevos de gallina, por ejemplo, es apropiado para la formación de plumas, un pico, y otras partes de pollo. (Recuerde, los huevos de gallina son fetos destinados a convertirse en pequeños polluelos lindos.) Intentar construir un cuerpo humano a partir de proteínas de pollo es como intentar construir una casa a partir de piezas de automóviles. La puerta de su coche, probablemente, se ve bien asi donde está, pero no será ni elegante ni funcional en su casa. Por supuesto, en teoría, se podría desmontarlo, y luego fundir el metal y luego crear una nueva puerta para su casa. Pero se puede ver fácilmente cómo ese proceso va a ser largo, complicado y costoso. Si alguna vez has comido una cena de bistec grande… ¿cómo se sintió después? ¿Listo para correr un maratón? ¿O a punto de desmayarse?

 

La cocción desnaturaliza los alimentos.

Se requiere una imaginación colorida para creer que nuestro cuerpo desmontará y fundirá mágicamente las proteínas animales en aminoácidos utilizables. Imagina primera fundir la puerta del coche, y luego tratar de desmontarla. Los tornillos fundidos no se pueden desenroscar y reutilizar. Es una realidad fea: la cocción desnaturaliza la proteína. Esto significa que la proteína “natural” se convierte en algo des-natural, irreconocibles e inútil para nuestros cuerpos. Si usted enciende un mechón de su pelo en llamas, no se quedarán sus componentes aminoácidos, sino humo tóxico y una masa repugnante que nunca podrá ser re-ensamblada en un cabello.

El sistema inmunológico humano rechaza toda proteína ajena.

Es una ilusión de que el cuerpo humano puede utilizar proteínas de origen animal. El cuerpo está programado para atacar y eliminarlo, ya que aparece como un invasor a nuestro sistema inmunológico.

Para ilustrar este punto, consideremos el caso de una persona que recibe un trasplante de riñón de su gemelo idéntico. Este es un ejemplo extremo, ya que el ADN de los gemelos son más similares que el ADN de personas no relacionadas, y ciertamente mucho más similares que el ADN de una persona y un cerdo. El trasplante debe hacerse en una parte aislada del hospital ya que el sistema inmunológico del receptor será suprimido con drogas. Después de la cirugía, el paciente continuará tomando grogas inmunosupresores por el resto de su vida, de lo contrario su cuerpo rechazaría el órgano trasplantado. (¡Incluso hay casos donde el órgano trasplantado rechaza y ataca al cuerpo!) Si nuestro sistema inmunológico está diseñado para atacar incluso un riñón que tanto necesita de un gemelo idéntico, ¿cómo podría permitir que la proteína de otro animal permanezca?

 

El consumo de productos de origen animal está vinculado con el cáncer gastro-intestinale, el estreñimiento, los cálculos biliares y más.

Un estudio de la Unidad de Investigación Gastrointestinal del Hospital General de Leicester en el Reino Unido encontró que “los vegetarianos tenían una menor incidencia de cáncer gastrointestinal, cálculos biliares, enfermedad diverticular (una enfermedad del colon) y el estreñimiento.”

 

Conclusión

Ya sabe que el consumo de proteína animal le robará su energía, debilitará su sistema inmunológico, obstruirá su tracto digestivo, y incluso le podria dar cáncer o enfermedades del corazón. Tambien sabe que las frutas contienen todos los nutrientes necesarios para tener optima salud.

Consumir productos de origen animal hará que su vida sea regular, sub-optima. Gastará más tiempo, dinero y energía en una dieta basada en animales, que al final le dejará luchando contra la enfermedad a la merced de la industria farmacéutica. ¡Por desgracia, fueron ellos los que escribieron el capítulo sobre la nutrición en los libros de medicina!

No se conforma con lo regular. Elija lo optimo para usted y su familia. Elija prosperar con frutas y hierbas frescas y evite el sufrimiento innecesario.

Le comparto unas deliciosas recetas crudiveganas para ayudarle a empezar. O, puede visitar al Centro Vida Loto para aprender más sobre la vida sana.

 

Referencias

  1. Plant Foods Have a Complete Amino Acid Composition, John McDougall MD, American Heart Association Journals, http://circ.ahajournals.org/content/105/25/e197.full
  2. The China Study, Dr. T. Colin Campbell
  3. Common colds: Overview, http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0072727/

  4. Seasonal Influenza: Flu Basics, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Immunization and Respiratory Diseases (NCIRD), http://www.cdc.gov/flu/about/disease/
  5. The International Agency for Research on Cancer (IARC), World Health Organization, IARC Monographs evaluate consumption of red meat and processed meat, https://www.iarc.fr/en/media-centre/pr/2015/pdfs/pr240_E.pdf

  6. Dr. Joseph Mercola, http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2010/11/22/the-common-cold-simple-strategies-for-prevention-and-treatment.aspx

  7. Animal Protein–Meat and Dairy–Cause Cancer, T. Colin Campbell, https://www.youtube.com/watch?v=yfsT-qYeqGM

  8. Are There Any Benefits in Eating Chicken Feet?, http://hubpages.com/food/Is-There-Any-Benefits-in-Eating-Chicken-Feet
  9. Vegetarian diets: what are the advantages? Institute of Nutritional Sciences, University of Giessen, Giessen, Germany. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15702597
  10. Vegetarianism, dietary fibre and gastro-intestinal disease. Gastrointestinal Research Unit, Leicester General Hospital, UK. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7988064

 

Deja un comentario