Manzanas

Apples

Las manzanas ayudan a regular el azúcar en la sangre. Las manzanas están cargados de fitonutrientes incluyendo polifenoles, que ayudan a prevenir los picos de azúcar en la sangre de varias maneras.

La investigación cientifica recientamente ha descubierto que los polifenoles en las manzanas pueden estimular las células beta del páncreas para secretar insulina, ayudando a los diabéticos y prediabéticos.

Los polifenoles también disminuyen la absorción de glucosa desde el tracto digestivo, y estimulan los receptores de insulina, aumentando la captación de glucosa de la sangre.

Además, los flavonoides como la quercetina que las manzanas contienen inhiben enzimas (incluyendo alfa-amilasa y alfa-glucosidasa) que ayudan a descomponer los carbohidratos complejos en azúcares simples. Cuando se inhiben estas enzimas, su sangre tendrá menos azúcares simples.