Desintoxique

Ni por muchos intentos se puede evitar todas las toxinas. Están por todas partes: en el aire, en el suministro de agua y en los alimentos. Sí, incluso los agricultores orgánicos utilizan agua corriente para alimentar a sus cultivos. El agua del grifo suele contener fluoruro, una neurotoxina peligrosa, e incluso el agua embotellada es algo inseguro, porque algunos componentes del plástico entran en el agua, sobre todo cuando las botellas son sometidas a calor entre la fábrica de llenado y el supermercado … piensa en todo el tiempo que su agua embotellada pasa en camiones y contenedores de transporte.

Le recomiendo reducir la ingesta de tóxinas tanto como le sea posible. Pero eso no es suficiente. También debe ser pro-activo en la eliminación de las toxinas que ya entraron en su sistema. No se estresa por lo inevitable. Una actitud sana sería de imaginar las toxinas que entran en su cuerpo cada día, y los que se expulsan. Si hay mas entrando que saliendo, las toxinas se acumulan con el tiempo, y graves problemas de salud pueden resultar.

Los métodos de desintoxicación

El cuerpo utiliza una variedad de herramientas para expulsar toxinas diariamente. El hecho de que estos métodos sean automáticos, no significa que no debe pensar en asistirlos para aumentar su rendimiento.

Los métodos de desintoxicación naturales del cuerpo son: la respiración, la transpiración, la micción y la defecación.

1. respiración

Cada vez que respiramos, el cuerpo toma el oxígeno del aire y expulsa dióxido de carbono, un subproducto de la quema de azúcar. Pero para un rendimiento óptimo, la respiración debe ser profunda y lenta. Si se olvida de ello, su cuerpo continuará  respirando “en autopiloto”, pero esa respiración suele ser poco profunda y rápida, lo que dejará algunas células en ausencia de oxígeno y el dióxido de carbono se acumulará en su sistema.

2. La transpiración

La piel es el órgano más grande y por suerte es un órgano eliminador. La sudoración profusa ayudará al cuerpo a deshacerse de las toxinas, comenzando con las que están cerca de la piel, pero las toxinas internas serán purgadas también, poco a poco. La forma más fácil (y quizás la más agradable) para lograr la máxima desintoxicación a través de la sudoración es con el uso de un sauna o un baño de vapor. Recuerde que la piel no sólo expulsa toxinas, sino que también absorbe cualquier toxina que entra en contacto con él. Por lo tanto, cuando se pone en un sauna, recuerda secarse el sudor constantemente con una toalla para evitar la reabsorción de las toxinas. Si se encuentra en un baño de vapor, enjuaguese con agua libre de cloro para mandar esas toxinas por el desagüe. Para beneficios adicionales, utilizar aceites esenciales, ya sea en el agua que se vierte sobre las piedras del sauna, o ponlos sobre el cabezal de vapor. Recuerda respirar lenta y profundamente, tomando el aire caliente profundamente en sus pulmones.

3. La micción / defecación

Estos métodos de desintoxicación naturales se optimicen cuando se bebe agua pura en abundancia, y cuando se consuma una dieta crudivegana (frutas y hierbas crudas). Ciertas hierbas tienen propiedades diuréticas, lo que significa que aumentan el paso de la orina. Esto se debe utilizar de vez en cuando. También he notado que el ejercicio y ciertos tipos de tratamientos corporales  también pueden ayudar tanto a la micción y la defecación.

4. Movimiento

El movimiento ayuda a su cuerpo a eliminar toxinas, especialmente las que estaban ocultos en los tejidos estancados. Al volver a movilizar estos tejidos, algunas toxinas pueden desprenderse en la sangre, lo que proporciona a los riñones una segunda oportunidad para eliminarlas.

a) Una buena clase de yoga aumentará el flujo total de energía con bastante eficacia. (La mayoría de las clases proporcionarán el ejercicio físico, la respiración guiada y con frecuencia hacen transpirar.)

b) Con el yoga pasivo, un facilitador le ayudará a obtener el beneficio deseado, con un menor riesgo de lesiones personales. El facilitador debe encontrar la energía estancada y liberarla con cuidado, de manera que el flujo de energía se restaura.

 

5. El ayuno

Un ayuno extendido–donde uno toma solamente agua y descansa–es el rey de todos los métodos de desintoxicación. Lo puse al final de mi lista, ya que se utiliza con poca frecuencia, pero no se equivoquen, esta es la forma más poderosa para ayudar a que su cuerpo se desintoxique.

El ayuno es conocido desde hace milenia. Hay una muy buena razón de que está incluido en todas las religiones: cuando usted ayuna, su cuerpo se deshace de un montón de basura inútil. Y puesto que su cuerpo, su mente y su espíritu son uno, aliviar al cuerpo tambien alivia su mente, y su cuerpo-mente se alinea con su espíritu.

Un ayuno de agua puede ser para un número arbitrario de días (por lo general entre 3 y 40 días), o se puede abandonar el ayuno en cualquier momento. Hay centros de ayuno (como el Centro de Bienestar Tanglewood en Costa Rica) que reciben a huéspedes de todas partes y les proporciona un lugar tranquilo para descansar durante el ayuno.

Durante las primeras 24-48 horas, el estómago todavía tiene ácido en él debido a los alimentos consumidos antes del ayuno. Esto explica cualquiera sensación de “hambre”. Sólo es necesario diluir el ácido con el agua potable, y el dolor desaparecerá o disminuirá. Después de dos días, no sentirá ningún dolor, ya que un estómago vacío es un estomago tranquilo. Si usted tuvo alguna úlcera antes del ayuno, éstas pronto sanarán.

Hay un montón de libros y páginas Web escritas sobre diversos limpiezas y “ayunos”. El uso del término “ayuno” junto con “jugo” es engañosa. Para obtener los beneficios de una forma rápida, uno debe abstenerse de ingerir nutrientes distintos al agua pura. Definitivamente, pueden haber beneficios en tomar esas bebidas “limpiadoras” (diuréticas) como té de hierbas, y jugos de frutas y verduras. Pero estrictamente hablando, esto no es un ayuno y yo preferiría tratar con este tema en mi sección de nutrición.

Mencionare brevemente que he tenido buen resultado con “la limpieza de la limonada” y conozco otros a quien les guste “la limpieza de jugo de manzana y aceite de oliva”. Pero no recomiendo estas dietas extremas. En general, cuando está comiendo, come bien. Cuando se está en ayunas, se abstenga de todos los nutrientes excepto el agua, por lo que el cuerpo es capaz de ponerse al día con todas las toxinas de antes que nunca tuvo la oportunidad de eliminar. Dado que tendemos a comer y beber nutrientes todos los días, nuestro sistema digestivo está siempre ocupado, y el cuerpo nunca cambia al modo de desintoxicación completa hasta que estámos en ayunas.